Sobre el sentimiento de agencia y espacio de contención en terapia

sentimiento de agenciaSobre el sentimiento de agencia y espacio de contención en terapia

Hace ya un tiempo preparé el trabajo de final de la formación Terapia Gestalt y lo dediqué a profundizar en el mecanismo de evitación del contacto con uno mismo y con los demás llamado retroflexión. me gustó en es especial la visión de Nurieta González en su idea de construir un sentimiento de agencia en el interior de cada uno de nosotros en el que podamos apoyarnos cada vez que sintamos su falta bien se presente en forma de vulnerabilidad, tensiones, etc y poder darle un espacio y contener la experiencia en el sentido de acogerla y vivenciarla en lugar de evitarla o tratar de eliminarla.

Al mismo tiempo estos días conecto por similitud ese sentimiento de agencia y contención con  los trabajos sobre patrocinio de Robert Dilts un de los pioneros en el desarrollo de la Programación Neurolingüística.

El movimiento sano de la energía es el que la compromete con el entorno del que somos indivisibles, en una expresión plena al servicio de la acción que hace posible el contacto y la satisfacción de nuestras necesidades. Si embargo dentro del ciclo del que forma parte la energía no siempre se da de forma fluida, se interrumpe. En este sentido la retroflexión es uno de los mecanismos que utilizamos las personas para autointerrumpirnos el contacto tanto con el entorno como con nuestro interior. La forma en la que actúa la retroflexión es como una vuelta hacía uno mismo de la energía que inicialmente era dirigida al entorno. Se puede considerar también la retroflexión como la manera con la que distorsionamos el movimiento espontáneo del cuerpo.

Me parecen muy buenos los trabajos de Nurieta Gonzalez y Carmen Vázquez Bandín sobre el abordaje terapéutico. No se trata de evitar el síntoma o el dolor sino de vivenciarlo y sostenerlo, de acoger sin juicio la vivencia corporal, emocional y mental de la retroflexión, de la falta de apoyo a la energetización para la acción. Crear un espacio de contención interno, de permitir la experiencia tal cual se nos presenta y generar un sentimiento de agencia interno, apoyarnos en aquellos momentos en los que nos sintamos con falta de autoapoyo, sea como sea que se presente, como vulnerabilidad, duda, tensión corporal, con la finalidad de ir asumiendo mayor responsabilidad por nuestros propios procesos, eso aporta seguridad (Nurieta Gonzalez). Hay diversos tipos de meditaciones que pueden resultar muy útiles en la medida que permiten transitar y generar el aprendizaje de sostener la experiencia en curso sin tratar de cambiar nada, sin juicio ni valoración de lo que acontece y acogiendo y validando el proceso corporal para la toma de consciencia de la estructura, de cómo funcionamos.

La actitud del terapeuta y su trabajo han de ir encaminados a dar apoyo en esa fase de ciclo en el que nuestro cliente no lo recibió o recibió frustración, en definitiva, construir un espacio de contención.

Gonzalez, Nurieta. Trastornos de ansiedad (trastornos del autoapoyo). Una Mirada gestáltica al mundo en el que vivimos. Revista de terapia gestalt nº 31 de 2011 de la AETG. Pág. 224-229.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en gestalt y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s